Agrupación F.A.R.E.
  Defensa Pasiva
 


Agrupación F.A.R.E. es un grupo de recreación histórica que pretende ayudar a preservar la memoria de las Fuerzas Aéreas de la República Española (F.A.R.E.), así como de otros organismos civiles y militares del conflicto español de 1936-1939.

 

Y para ello dentro de la Agrupación hemos creado la sección de Defensa Pasiva.

 

Si quieres participar en las actividades del grupo, si deseas más información sobre el mismo o te interesa concertar nuestra participación en algún acto, contacta con nosotros.

 

La  Defensa Pasiva (1936/39)

 

Actualmente, se llama “Protección Civil”, aunque sus tareas son parecidas, afortunadamente no son las mismas. El organismo de la Defensa Pasiva principalmente tenía como misión la protección física de las personas y de los bienes, instruir a la población en las técnicas necesarias de protección contra los ataques aéreos, crear un sistema de alerta que previniera con la antelación suficiente de los ataques enemigos, garantizar la seguridad de la población durante los bombardeos, proteger los edificios y bienes de valor y paliar los efectos del ataque, apagando los incendios, procurando asistencia médica, etc.

 

Fueron pasadas las primeras semanas de la guerra, que en las principales ciudades fue necesario movilizar toda clase de personas y recursos. Y adoptar medidas contra los efectos de los primeros bombardeos aéreos, estos primeras medidas fueron los servicios de extinción de incendios junto con los bomberos, los primeros auxilios junto con la sanidad y con la Cruz Roja, el despliegue de ambulancias, la limpieza de escombros, la construcción de refugios e instalación de las alarmas antiaéreas.

En las ciudades y algunos pueblos se crearon diversos organismos (Pro-Refugiados, comités locales, juntas y comisiones de vecinos), para la construcción y conservación de refugios y ayuda para las víctimas de los bombardeos. En Madrid y Barcelona fue inevitable que la “Junta de Defensa”, “La Generalitat” y todos sus ministerios se involucraran en esta ayuda. Las autoridades civiles crearon un Servicio de Defensa Pasiva Antiaérea que se encargó de tomar las primeras medidas preventivas ante la posibilidad de ataques por aire, como la inspección de sótanos y locales particulares para evaluar si reunían las condiciones de seguridad necesarias.

A través de la Junta de Defensa Pasiva y de las Juntas de Defensa Locales, se pusieron en marcha iniciativas para proteger los edificios más importantes y se contribuyó directamente o mediante subvenciones a la construcción de cientos de refugios. La mayoría de los refugios para la protección de la población civil eran de iniciativa vecinal, tanto física, como económicamente. Defensa Pasiva supervisaba las obras (muchas de las cuales quedaron inacabadas al finalizar la guerra) y era la encargaba de dar el visto bueno. Y la mayoría de refugios se planificaron para ser de uso familiar o para una comunidad de vecinos.

Uno de los protocolos de la Junta de Defensa Pasiva al activarse las alarmas de ataque inminente, era el corte del suministro eléctrico para mitigar los efectos de las bombas y en caso de ser nocturno, dificultar la localización de objetivos.

  

Voluntario de la  Defensa Pasiva (1936/39)

 

La representación del  vestuario y de las herramientas llevadas del Voluntario de la Defensa Pasiva durante el conflicto bélico, puede llegar a ser más simple de lo que podamos creer en un principio. Su atuendo y aspecto es el de un civil y lo que le diferencia del resto de los ciudadanos es su brazalete, el posible porte del casco, el pote y máscara antigás y alguna herramienta para sacar escombros.   
  

A continuación algunas fotografías representativas de la Defensa Pasiva. La primera de estas tres, es una publicación de la Subsecretaria de Armamento, titulada “Protección de la Industria de Guerra contra bombardeos de Explosivos y Gases”, los temas a tratar son: Efectos de los gases, Reconocimiento, Prevenciones, Refugios de nueva construcción, Refugios aprovechando locales construidos, Trincheras refugios y Proyecto de Reglamento para protección de talleres. La dos siguientes corresponden a planos de refugios antiaéreos.



Refugis


Las siguientes fotografías, corresponden a la máscara antigás modelo 1933 con su macuto, una ilustración de la época del correcto porte de la máscara y el correspondiente manual que la acompañaba.


mascaraCMP

Este último grupo de tres fotografías, corresponden: a un brazalete de la Defensa Pasiva de Barcelona, bajo éste, un recorte de prensa mostrando a un grupo de mujeres en una fabrica con las mascaras antigás correctamente colocadas. Y la siguiente, es otro recorte de prensa del correcto porte de una máscara antigás de uso civil.


 
B/Ntres
 
  τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs. Queda prohibida la copia total o parcial. Cσρчяιgнτ ©2009-10  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=